Menú

Avería de turbo, síntomas y prevención

Avería de turbo, síntomas y prevención

Avería de turbo, síntomas y prevención

El turbo, el encargado de suministrar una mayor potencia al motor y con ello obtener una mayor aceleración para cuando más nos haga falta, es uno de los elementos más importantes del coche. Su funcionamiento es bastante simple y es que básicamente aumenta los gases generados por el motor para aumentar las revoluciones del mismo.

Como cualquier otro elemento del coche, puede sufrir una avería, por lo que vamos a mostrarte algunos síntomas que puede mostrar en el caso de que vaya a fallar.

Síntomas de avería

Hay dos síntomas principales que pueden mostrarnos que el turbo de nuestro coche está sufriendo una avería. En primer lugar, el consumo de aceite. Si vemos que el consumo de aceite de nuestro coche se ha disparado de forma descontrolada, es bastante probable que se encuentre fallando. Esto es debido a que la turbina del turbocompresor gira bañada en aceite y se encuentra rodeada de unos casquillos especiales. Estos casquillos, pueden generar holguras y es por donde entra el aceite en exceso en donde además, se quemará dentro del motor, emitiendo un humo blanco, que será la segunda consecuencia que nos lo muestre.

Como evitar las averías

Para alargar la vida útil del turbo, podemos llevar a cabo una serie de consejos. En primer lugar, que el aceite empleado sea de buena calidad.

Otro aspecto importante es el no acelerar demasiado cuando el coche está recién arrancado. Lo importante es tratar de generar un poco de calor para que el turbo empiece a trabajar bien antes de forzarlo de forma repentina.

El mantenimiento del vehículo también es importante y una revisión a tiempo del estado de los manguitos de refrigeración del turno o descarbonizar el motor, pueden ser una buena forma de prevenir futuras averías en el turbo.

Además de esto, si notas algunos de los síntomas anteriormente mostrados, lo importante es parar de forma inmediata ya que la avería, en el caso de seguir circulando, puede agravarse en demasía. De esta forma, podemos arreglar el problema si todavía es pequeño y que no tenga una solución peor.

Sobre el autor

Redacción

El equipo de mecanico.net trabaja para compartir contigo su pasión por la mecanica y el mundo del automovilismo. ¿Quieres colaborar con nosotros? Escríbenos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweets recientes